Buscar
  • Victor Rodrigro Jara

Coaching Integrativo: ¿Cuáles son sus etapas?

Actualizado: 29 de nov de 2019

Una de las ventajas del Coaching Integrativo es que cuenta con etapas bien definidas, flexibles y adaptables a cada coacheé, cada proceso o cada sesión; estas etapas facilitan el avance en el logro de la meta, orientan los pasos del proceso y generan garantías, nunca restricciones.


Desde el primer instante y en todo el proceso es fundamental el vínculo de confianza que se establezca, también llamado rapport, para que el proceso sea fluido, realista, honesto, confidencial, adaptado al coacheé y efectivo de acuerdo a las metas descubiertas y/o establecidas en el proceso.


El coacheé comunmente trae una meta ya pensada para el proceso de Coaching que puede ser amplia, como el descubrimiento de su proyección futura, o más concreta, como un logro específico que al coacheé le haga sentido. Esta meta es analizada en conjunto con el coach pues muchas veces se establecen algunas que en realidad son objetivos parciales, existiendo una meta superior o meta-meta que se descubre a medida que avanza el proceso, pues se encuentra encubierta consciente o inconscientemente por diversas razones a considerar.


La exploración permite reconocer cuáles son los elementos que participan en la situación actual, y que pueden colaborar con el logro de la meta, como la historia y presente del coacheé, contexto en el que se desenvuelve del punto de vista laboral, personal, familiar, económico, social y todos los ámbitos que el coacheé desee incluir, y que la visión del coach perciba como relevantes, como sus pensamientos limitantes, comunicación y relación con el entorno, y sus verdaderas motivaciones en la vida.


Este proceso de reflexión permite tener varias opciones respecto a qué camino tomar o construir, siendo el Coaching Integrativo una metodología que apoya al coachee, siempre reconociendo su potencial y empoderándolo para que pueda a futuro seguir adelante con herramientas propias que no generan dependencia del coach. En este sentido es relevante tener claro que el rol del coach es distinto al rol del asesor, mentor, docente o entrenador, entre otras figuras.


Habiendo revisado las distintas opciones, el coachee elige el camino luego de los análisis realizados en compañía del coach, considerando todos los elementos anteriores, el proceso de Coaching Integrativo permitirá formular un plan de acción con objetivos de proceso que al propio coachee le hagan sentido, dada la mirada objetiva y la conexión consigo mismo que facilita el proceso.


Sesión a sesión se establecerán tareas que permiten avanzar gradualmente en el logro de la meta establecida, en compañía del coach, con quien podrá trasladar los resultados de esa tarea a otras situaciones o aprender de los resultados diferentes a los esperados, generando un avance que acerca al coacheé a su meta hasta conseguirla, según los indicadores de logro que durante el proceso él mismo estableció.




86 vistas

Sígueme

Agradecimientos por diseño y creación a Sebastián Ávila

© 2019 Víctor Rodrigo Jara Corrial